Seleccionar página

El dominio de Internet

¿Qué es un nombre de dominio?

Signos distintivos de empresa, Dominio InternetUn nombre de dominio es una denominación que se utiliza en Internet para acceder a la página web de nuestra empresa. Al igual que sucede con el Nombre Comercial y con la Marca, el dominio es una seña de identidad clave de nuestro negocio, por lo que conviene reflexionar con detenimiento respecto de los atributos que van a expresar acerca del mismo. Tiene sentido que nuestro nombre de dominio sea coherente con nuestros Nombres Comerciales o Marcas, a lo que, para el caso concreto de los dominios, deberíamos de añadir el asegurarnos de que su transcripción a distintos teclados internacionales sea sencilla (¡Ojo con nuestra «ñ» y similares!)

Existen diferentes tipos de dominios:

  • Genéricos
    No tienen ninguna vinculación territorial, tales como «.com», «.net», «.org»…
  • Territoriales
    Corresponden al código de cada país, “.es” para España

Los dominios bajo «.es» son asignados por la autoridad de asignación española Red.es y es imprescindible la vinculación del solicitante con España, teniendo unas reglas que garantizan la seguridad en la asignación, con el fin de evitar la ocupación de dominios con fines especulativos, y por lo tanto, dando una mayor seguridad al usuario.
 

¿Cómo solicito un dominio de Internet?

A través de tu buscador habitual podemos encontrar multitud de empresas que se dedican a la gestión de dominios y alojamiento, habitualmente llamado hosting, (alquiler del espacio en un servidor para tu sitio web durante un tiempo determinado). Estas empresas deben ser agentes registradores legales reconocidos. Es importante que la contratación no la hagamos simplemente por precio, sino que contratemos con empresas que nos ofrezcan el conjunto de servicios y nivel de soporte que vayamos a necesitar: registro y gestión de dominios, hosting (teniendo en cuenta la ubicación de los servidores dónde estará alojada nuestra web, de cara a obtener la máxima velocidad), velocidad, espacio y tráfico incluido, cuentas de correo con nuestro dominio, paquetes de software y servicios incluidos (instaladores de WordPress, Joomla… backups, migraciones, soporte online…), SEO, servicios cloud, servicios de marketing…

Se puede adquirir un dominio sin necesidad de tener página web: si ya tenemos claro qué denominación queremos para nuestra empresa, podemos contratar el dominio que utilizaremos cuando tengamos elaborada la página, y cuando la tengamos lista haremos su alojamiento. También es posible reservar nombres de dominio pagando unos importes muy reducidos.

Al igual que decíamos cuando hablábamos del registro de Nombres Comerciales y Marcas, lo primero de todo es comprobar que el nombre de dominio elegido no está «ocupado». Todas las empresas de registro de dominios tienen buscadores para comprobar si la denominación que buscamos está libre.
 

¿Qué puedo hacer para asegurarme la máxima coherencia en los ámbitos en los que se va a identificar mi negocio?

Como ya hemos comentado con anterioridad, tiene sentido dotar de coherencia (en muchos casos unificando) las denominaciones jurídicas (Razón Social), los signos distintivos (Nombres Comerciales y Marcas) y los Dominios de nuestro negocio. A este respecto es importante que no olvidemos que los tres procesos se desarrollan en ámbitos diferentes: las denominaciones sociales en el Registro Mercantil, las marcas y nombres comerciales en la OEPM, y los nombres de dominio que acaban en «.es» en la Entidad Pública Empresarial Red.es.

Un tema importante es que podría ocurrir que un nombre de dominio entrase en conflicto con una marca previamente registrada por un tercero, o bien que nosotros no lo hagamos y un tercero lo tome antes que nosotros. De cara a evitar posibles reclamaciones legales entre los propietarios de las marcas y de los dominios, es recomendable actuar simultánea y coherentemente en los tres ámbitos anteriormente descritos.